Intermediarios de Seguros

Intermediarios de Seguros

En muchos mercados, los intermediarios ejercen como un importante canal de distribución de seguros. El correcto ejercicio de la labor del intermediario de seguros aumenta la confianza en el sector asegurador, permite la debida protección del consumidor, mejora la relación entre compañía aseguradora y sus asegurados, y aumenta la penetración del mercado asegurador. Por estas razones, los intermediarios de seguros deben ser regulados y directa o indirectamente supervisados. El éxito y la importancia de la intermediación en materia financiera, más específicamente en seguros, se debe al profesionalismo y capacidad que tienen los intermediarios de seguros para transmitir claramente la información de productos y servicios ofrecidos por las compañías aseguradoras a los consumidores de seguros, así como las necesidades de estos últimos a las compañías aseguradoras; y por la estrecha relación de máxima confianza con clientes y aseguradoras. Por esta razón, las disposiciones legales colombianas, en materia de intermediación en seguros, exigían a los intermediarios, para el ejercicio de su labor, un nivel determinado de idoneidad y contemplaban un sistema de autorización, vigilancia y control en cabeza del Estado, ejercido en su tiempo por la Superintendencia Bancaria de Colombia; con la evolución normativa se desvaneció el concepto de idoneidad y profesionalización del intermediario de seguros y se relegó, en esta materia, la protección de los derechos del consumidor. Aunado a esto, el rol del intermediario se ha transformado considerablemente en los últimos años, dejando de ser un simple colocador de pólizas, convirtiéndose en un prestador de servicios integrales para consumidores y compañías aseguradoras, ofreciendo, entre otros, programas de administración de riesgos, atención de siniestros, estudios actuariales y desarrollo de mercados alternativos de administración de riesgos (ejemplo, cautivas). Este documento hace una revisión de la teoría económica sobre los aspectos básicos de la intermediación en seguros y de los diferentes tipos de intermediación. Posteriormente presenta las principales cifras disponibles de la intermediación en Colombia y un recuento de la normativa colombiana en esta materia. Finalmente recoge los principales retos de la intermediación de seguros en el país.

 

¿Qué es la intermediación de seguros?

El mercado asegurador cuenta con diferentes canales de distribución de sus productos. Uno de los más comunes es el de los intermediarios, quienes, como se verá a continuación, son terceros1 en el contrato de seguro, que a cambio de una remuneración, realizan profesionalmente actividades de asesoramiento entre las partes encaminadas a la celebración de un contrato de seguro. En la práctica, el intermediario también participa de otras actividades asociadas al seguro, diferentes a su distribución, como lo son el proceso de reclamación y pago de la indemnización, el pago de primas, servicios actuariales, evaluación de calidad y servicio, investigación y desarrollo de nuevos productos, entre otros. Dentro de estas actividades se resaltan:

– Asesoría: dado que el contrato de seguro es de tracto sucesivo, lo cual implica una relación de mediano o largo plazo entre la aseguradora y el tomador y/o asegurado, y teniendo en cuenta que algunos seguros revisten cierta complejidad técnica y jurídica, el intermediario acompaña al cliente en su relación con la compañía aseguradora, durante todo el término de la vigencia del contrato y posterior a su terminación (por ejemplo, en la reclamación de siniestros).

– Evaluación de mercados: el intermediario de seguros está continuamente evaluando quienes son los mejores participantes del mercado, es quien tiene conocimiento de la capacidad técnica y financiera de la aseguradora, la oportunidad y seriedad en el reconocimiento y pago de siniestros, la calidad de los productos que ofrece, etc.

– Servicio al cliente: una tarea que ha desarrollado tradicionalmente el intermediario de seguros, son todas aquellas actividades relacionadas con la atención de solicitudes y quejas del asegurado.

– Administración del riesgo: Ayudan a los clientes a mejorar su perfil de riesgo y a disminuir las probabilidades de ocurrencia del siniestro.

– Asesoría a Cautivas: Hoy en día, los intermediarios también ofrecen a las empresas programas de asesoría para establecer o administrar empresas cautivas, es decir, aquellas empresas que financian y controlan su propio riesgo.

 

Debido al desarrollo de la tecnología, la cual agilizó el intercambio de información, facilitó el acceso a las compañías aseguradoras y causó la necesidad de abarcar nuevos mercados no explorados, aparecieron en el mercado nuevas formas de distribución de seguros. En éstas participa un tercero como mediador entre la compañía aseguradora y el consumidor, con la finalidad de distribuir un contrato de seguro. A diferencia de los intermediarios (corredores, agencias y agentes) su actividad principal y profesional no es la oferta y promoción de seguros. Estos nuevos canales de distribución de seguros, entre los cuales se encuentran los banca seguros, almacenes de grandes superficies, agencias de viajes, etc., son considerados en algunas legislaciones como intermediarios, en la medida que actúan como mediadores en la distribución de seguros. Dada la relevancia de su función, el objeto social de los intermediarios de seguros es estar orientados a la promoción y oferta de seguros y deben ser profesionales capacitados y expertos con el fin de cumplir con el deber de asesorar a los consumidores en el proceso de adquisición de un seguro. No obstante lo anterior, en Colombia estos nuevos canales de distribución no son considerados como intermediarios de seguros, y por lo tanto, no se rige por la misma regulación, de acuerdo a la normativa vigente y en la medida en que su labor y objeto social no está orientado al asesoramiento y a la  promoción y oferta de seguros. Como ejemplo de esto, en Europa la Directiva 2002-922 del Parlamento Europeo y del Consejo, del 9 de diciembre de 2002, reconoce la labor de intermediación en seguros como aquella realizada por una persona física o jurídica, encaminada a presentar, proponer o realizar un trabajo previo a la celebración de un contrato de seguro, o bien, la asistencia en la gestión y ejecución de dichos contratos. Al respecto, el artículo 2 de este instrumento señala:

 

 

“Definiciones

A efectos de la presente Directiva se entenderá por:

 

3) mediación en seguros: toda actividad de presentación, propuesta realización de trabajo previo a la celebración de un contrato de seguro o de celebración de estos contratos, o bien la asistencia en la gestión y ejecución de dichos contratos, en particular en caso de siniestro. (…) 5) Intermediario de seguros: toda persona física o jurídica que a cambio de una remuneración, emprenda o realice una actividad de mediación en seguros.”

En desarrollo de este instrumento, la autoridad de servicios financieros en el Reino Unido3  señaló que se considera intermediario todo aquel que ejerza la actividad de mediación en seguros diferente a la compañía aseguradora (Financial Conduct Authority, 2013).

Un intermediario de Seguros es una persona que actúa como vendedor de varias compañías aseguradoras, sin estar vinculado en exclusiva a ninguna de ellas, comercializando contratos de seguro a sus clientes con el fin de obtener una comisión por esta venta.

Un intermediario de Seguros es un canal muy importante de distribución de Seguros. El correcto rol de un intermediario de seguros permite desarrollar un mercado, mejorar la oferta de beneficios para las empresas y mejorar la relación entre las compañías de seguros y los clientes.

El éxito de un intermediario es el profesionalismo y el conocimiento para transmitir la información de productos y servicios ofrecidos por las compañías de Seguros, además de la independencia que el intermediario puede manejar cuando trabaja con varias compañías de seguros y esto le permite conocer diferentes alternativas para los clientes.

Es por esto, que las normas legales en nuestro país obligan a que los intermediarios posean una idoneidad que garantice que la asesoría ofrecida posea el suficiente nivel para que agregue valor en las relaciones con los clientes.

La función de un intermediario de Seguros se ha transformado considerablemente en los últimos años, no solo siendo un vendedor de pólizas sino convirtiéndose en un asesor de servicios integral y experto para los clientes.

¿Cuáles son los intermediarios de seguros?

El papel del intermediario es acercar la compañía de seguros al asegurado y hacerle interesante el tipo de seguros que va a adquirir. – El agente dependiente. … – El corredor de seguros. Puede ser una persona natural o una empresa que vende seguros de cualquier compañía de seguros.

¿Qué son las sociedades corredoras de seguros?

Un corredor de seguros es una persona que actúa como intermediario de varias compañías aseguradoras, sin estar vinculado en exclusiva a ninguna de ellas, comercializando contratos de seguro a sus clientes con el fin de obtener una comisión por esta venta. En el mundo anglosajón se lo conoce como broker.

¿Qué es una agencia de seguros?

Una agencia de seguros es una empresa vinculada por un contrato de agencia a una entidad aseguradora, encargada de captar nuevos asegurados para que suscriban los seguros de la compañía (tomadores de seguros) y/o dar asesoramiento a su cartera de clientes.